Se define como competencia de aguas abiertas a cualquiera que se realice en ríos, lagos, océanos o canales. Las pruebas FINA (Federación Internacional de Natación) de aguas abiertas son las de 25 km, 10km y 5km.

En los Juegos Nacionales de Playa se realiza la prueba de 5 kilómetros tanto para hombres como mujeres. Para la misma, se requiere de una profundidad mínima del agua en cualquier punto de la carrera de 1.4 metros y la temperatura deberá oscilar entre los 16°C de mínima y 31°C de máxima.

En la partida todos los competidores se ubican sobre una plataforma fija y la posición asignada para largar es determinada mediante un sorteo.

Todas las pruebas de aguas abiertas son de estilo libre y los nadadores están obligados a completar la carrera respetando las boyas de giro y los límites del recorrido.